Marketing para el amor incondicional

  • por

Se acerca una de las fechas más importantes y emotivas del año, al menos a nivel Latinoamérica: el Día de las madres. Una celebración capaz de reunir a todas las familias para brindar un merecido homenaje al ser más querido de nuestra vida: a todas las mamás, quienes son los pilares de millones de hogares.

A pesar de que en los últimos seis años, el gusto de los mexicanos por festejar este día ha disminuido, reflejo de las ventas en los últimos años, la Cámara de Comercio en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) estima que  las ventas suban hasta un 27 %  este 2016.

 

De acuerdo con este estudio, los mexicanos dividen sus ingresos para este día de la siguiente manera:

17% de los capitalinos prefiere hacer invitaciones a restaurantes

13% regala ropa y calzado

12% arreglos florales

8% dinero

7% lleva serenata

4% regala películas o discos.

 

Tú sabes cuánto te amo.

Hoy más que nunca el marketing juega un papel muy importante en esta fecha; el reto consiste en ser conscientes que actualmente existen distintos estilos de madres, por lo que nuestras campañas, para ser exitosas, deben estar segmentadas con gran efectividad. Siendo así una excelente oportunidad de plantear estrategias creativas que represente vínculos emocionales (insights), creando historias que puedan contarse en los distintos ominicanales con los que cuente la marca, resaltando esos momentos memorables que compartieron juntos, así como haciendo sentir a los clientes valorados. Esto será uno de los factores que determinen el lugar que ocupe en la memoria de los consumidores, logrando Lealtad de marca.

Por lo que es importante pensar que es lo que más les gustaría a nuestras madres. En mi caso tomando en cuenta a mis amigas, primas y tías y mi Mamá, encontré 5 estilos distintos para comunicarme de diferentes formas para tener una interacción exitosa con ellas:

Fashionista: Tienen una devoción por la moda, les encanta lucir radiante y sentirse única.

Creativa: Apasionada por explotar su imaginación, hacer de su entorno algo único y práctico, les gusta utilizar colores vivos, tanto en su vestimenta como en la decoración de su hogar.

Tradicionalista: Este estilo suele ser el más representativo en la mente de los mercadólogos, publicistas y de los mexicanos en general. Les encanta consentir a sus seres queridos, a través de los detalles y apapacharlos con su sazón. Son las mamás que años atrás representaban el mayor porcentaje y que su trabajo radicaba en el hogar.

Saludable: A ellas les encanta tener una buena condición física, se preocupan por su salud y alimentación, así como en la de sus hijos; dedican un tiempo de su día para practicar algún deporte o hacer ejercicios tratando de involucrar a su familia. Para estas madres es muy importante el respeto a la vida, así que los regalos florales no son una buena opción. ¡Qué tal adornos frutales!, a todas las madres les gusta compartir con los que ama; dar algo bonito, colorido y que pueda ser compartido

Profesionistas: Las mujeres de hoy cada vez se abren más camino en el mundo profesional. Muchas mamás forman parte de este estilo, en el que también deslumbran como proveedoras del hogar o realizan una aportación económica para el sustento de su familia. Sus actividades diarias les permite vestir con ropa formal y atender diferentes tecnologías (Smartphone, apps y gadgets), de esta forma pueden atender las demandas de su trabajo y estar al pendiente de sus hijos. Les gusta sentirse realizadas y a la vanguardia; les encanta disfrutar de una buena obra teatral, una buena lectura, acudir a galerías, museos y bibliotecas. Por lo tanto necesitas estimular su mente activa.

 

También te comparto 4 tips que pueden ayudarte a desarrollar algo diferente:

Marketing emotivo: realizar campañas para persuadir al consumidor, mostrando el valor que tiene una mamá para la vida de un hijo. Refleja todos esos momentos felices y de aprendizaje que comparten juntos.

Aprovecha el flujo de visitantes en los Centros Comerciales: realiza promociones en punto de venta brindando a los clientes mayores beneficios al adquirir sus productos  agregando un valor en la compra de éstos.

Cuenta historias. Esta historia puede estar contada en tu producto, desde el empaque o el significado que le des a una pieza como en la decoración de tu punto de venta y no olvides transmitirlo en todos tus canales de comunicación.

Salte del paradigma. El mundo cambia constantemente, no podemos quedarnos con ideas pasadas en las que considerábamos  a un solo estilo de madre, que utilizábamos como perfil y que en algún momento se convirtió en cliché para realizar nuestras estrategias y comunicación. Enfoquemos a los distintos estilos que existen de mamás actualmente y hablémosles de cerca de acuerdo a su forma de vida.

La conciencia sobre el valor que tienen las madres para nosotros puede verse reflejado en un obsequio que acompañe una sonrisa, piensa qué le haría feliz y sorpréndela como lo haría ella.

 

Deyanira García Loaria

Gerente de Marketing

Agasys

 

Deja una respuesta